KISS Barcelona

El KISS Barcelona es una apuesta por la sostenibilidad y por la concienciación medioambiental promovida por el Circuit, así como por la Federación Internacional de Motociclismo -Ride Green- con la colaboración de DORNA, IRTA i la UNEP, a través de un ámplio abanico de actividades organizadas durante el Gran Premi Monster Energy de Catalunya de MotoGP™.

Ya son siete años los que el Circuit de Barcelona-Catalunya ha llevado a cabo el programa, a través de su plataforma Green Meeting Point.

KISS Barcelona 2019

En 2019, la apuesta ha sido la del cuidado de la biodiversidad y del entorno. Con la ayuda de Social Forest, una fundación que gestiona de forma sostenible los bosques, se ha actuado en una primera zona de bosque de entre las 24 hectáreas verdes que posee el Circuit. Se llevaron a cabo acciones como la realización de un inventario del estado de salud de los árboles; la poda de los pinos; la tala de los pies de eucalipto, así como otras talas sanitarias y de mejora; la plantación de árboles de especies autóctonas o la eliminación de especies invasoras.

Todo esto se ha conseguido con una financiación circular, generada por acciones sostenibles de economía circular. Con la recaudación obtenida de vasos reutilizables no retornados durante la pasada temporada, el trazado barcelonés ha podido financiar dicho proyecto. Además, se trata de un bosque educativo, que se inauguró con la colaboración de Marc Márquez en el marco de la celebración del Gran Premio. En la zona del bosque del Cráter se instaló un hotel de insectos con la presencia de un grupo de alumnos de una escuela local.

Como es habitual, el programa del KISS Barcelona ha incluido diversas iniciativas y mejoras que se enumeran a continuación:

  • Stand KISS Barcelona: un espacio situado en las instalaciones para sensibilizar al público durante el fin de semana del CatalanGP.
  • Campaña Stop Food Waste!: los puntos de restauración albergaban carteles con esta campaña contra el derroche de alimentos.
  • Donación de alimentos: todo el excedente de alimentos generado al no haber sido consumido o cocinado, se donó a El Xiprer, una entidad social de Granollers.
  • Gastronomía de Km0: se promocionó esta cocina de km0 para evitar largos transportes de alimentos y controlar así las emisiones de CO2.
  • Distribución de vasos reutilizables: con lo recaudado por la venda de estos vasos, el Circuit mejoró la biodiversidad de sus zonas verdes.
  • Valorización de residuos: algo que se potenció con la empresa Valoriza con destinación a Ecoembes.
  • Propuestas de movilidad sostenible: con una programación especial de transporte público, en tren o autobús, para reducir las emisiones de CO2.
  • Electricidad renovable: la totalidad de la energía gastada durante el Gran Premio fue renovable.

We use our own and and third-party cookies, for the analysis of user navigation. If you continue browsing, we consider that you accept its use. You can change the settings or get more information here. If you want to hide this message click here.