Las 24 Horas más formativas

Las 24 Horas más formativas

Sin dejar de lado el objetivo competitivo, que en estos casos es el de terminar la prueba, estos equipos potencian la formación de jóvenes mecánicos.

1607092034
24 Hores de Catalunya

Cada equipo de las 24 Horas de Catalunya de Motociclismo tiene un objetivo diferente. Unos lucharán por ganar, otros por subir al podio en sus respectivas categorías y otros querrán acabar la prueba. El objetivo que persiguen los equipos Monlau y Èxit, no obstante, es un poco diferente. Sin dejar de lado el objetivo competitivo, que en ambos casos es el de terminar la prueba, estos dos equipos potencian la formación de jóvenes mecánicos.

El team manager del equipo Monlau, Rubén Cortés, que trae al Circuit dos Kawasaki ZX10R, destaca la ilusión y la pasión con la que trabajan los alumnos del curso. El proyecto de hacer la preparación de la moto y la asistencia durante la prueba es el trabajo de final de curso de los alumnos. “Es su proyecto, se lo hacen muy suyo”, destaca Cortés. “Durante el último trimestre, se les pone frente a una moto de serie y ellos se encargan de todo”, detalla. Los alumnos se organizan por grupos (de mecánica, de electrónica, recambios, frenos, neumáticos…) y construyen la moto de competición. En total participan unos 50 alumnos en preparar las dos motos, con la supervisión de los profesores. “El objetivo desde el punto de vista más deportivo es terminar”, deja claro Cortés.

Como que son alumnos que ya están en el último año de formación, muchos de ellos ya están haciendo prácticas reales con equipos del RFME CEV o del FIM CEV y, por tanto, ya tienen experiencia. Aun y así, las 24 Horas son especiales porque los alumnos no trabajan para otros, sino que trabajan para su proyecto y para su escuela. “Muchos ya tienen horas de vuelo, pero las 24 Horas les da un plus que no tienen con otros equipos”. El equipo ya ha rodado la moto en el Circuit durante algunos test previos y, de momento, las sensaciones son buenas aunque “debemos ajustar algunas cosas”. La meteorología puede ser un factor determinante en esta 23ª edición de las 24 Horas, pero Cortés asegura que están preparados para todo. Monlau correrá con los dorsales 17 y 71. Juan García, Laureano Almazán, David García y Daniel Gutiérrez lo harán con el dorsal 17; y Raul Gurri, Jordi Clariana, Oscar Amado y Ramon Basomba con el dorsal 71. “Son pilotos amateurs pero que algunos han corrido en el Campeonato de España, otros solo las 24 Horas, pero seis de los ocho repiten con nosotros”, destaca Cortés. De esta manera, Monlau forma año tras año mecánicos de primer nivel con este proyecto que ya tiene más de 15 años.

La Escuderia Èxit, por su parte, trabaja con otra filosofía. “Son alumnos que quizás no tienen un expediente brillante, pero se aprovecha la prueba y la competición para motivarles”, destaca el team manager, Lluís Povedano. Estos alumnos que acoge la Escola Èxit ya tienen formación en mecánica previa, aunque saber hacer una moto de competición no es el único objetivo. “Intentamos también que sepan sobre la gestión económica del proyecto, la organización, la planificación y saber solucionar problemas en directo”, detalla Povedano. Este año, Èxit celebra el 10º aniversario en las 24 Horas, y lo hace con dos motos. El hito es toda una victoria para este equipo y, valga la redundancia, un éxito.

La magia de este proyecto es cómo se financia. Los alumnos que participan en las 24 Horas no pagan absolutamente nada, y son los pilotos los que aportan dinero al proyecto. “Los pilotos subvencionan esta aventura; de los 8 pilotos que corren este año, 6 repiten del año pasado, cosa que quiere decir que alguna cosa hacemos bien y que alguna cosa les aportamos”, destaca. Èxit correrá con dos motos, la 94 y 95. Los pilotos Jean-Paul Fritsch, Delfí López, Kevin Trueb y Delfí López (hijo) con el dorsal 94; y Guillem Roser, Bruno Guerrero, Toni Angulo y Mario Litran con el dorsal 95. Unos pilotos amateurs, pero muy comprometidos con Èxit.

El perfil de alumno que tiene Èxit es de ciclo formativo de grado medio o de grado superior y con muchas especializaciones diferentes. Èxit no solo trabaja para el motor, sino que también participa y colabora en otros campos como la fisioterapia, la restauración, la electrónica o imagen y sonido. “Con las 24 Horas muchos de los alumnos recuperan la ilusión”. Habrá 16 alumnos dedicados a las dos motos. “Nuestra pretensión final, y que es difícil de cumplir, es que ellos algún día puedan hacer su propio equipo, nosotros intentamos darles todas las herramientas”, destaca Povedano.

We use our own and and third-party cookies, for the analysis of user navigation. If you continue browsing, we consider that you accept its use. You can change the settings or get more information here. If you want to hide this message click here.